El cuidado y preservación de nuestro planeta es una de las principales preocupaciones de Toyota frente a desafíos globales claves como el cambio climático, la escasez de agua, el agotamiento de recursos y la degradación de la biodiversidad. Con el fin de contribuir a la sustentabilidad se ha desarrollado una ambiciosa serie de objetivos ambientales a alcanzar en los próximos 31 años. Conocido como El Desafío Medioambiental de Toyota 2050 que aspira a reducir el impacto negativo de la fabricación y conducción de vehículos en la medida de lo posible.

¿Cuál es la ruta verde de este gran desafío?

  1. Vehículos cada vez mejores
    Reto de cero emisiones de CO2 en vehículos nuevos
    Reducir el promedio global de emisiones de CO2 de vehículos nuevos un 90% para 2050 —en comparación con el promedio global de Toyota en 2010—
    Reto de cero emisiones de CO2 en el ciclo de vida
    Eliminar completamente todas las emisiones de CO2, incluidos materiales, piezas y fabricación, del ciclo de vida de los vehículos.
  2. Fabricación cada vez mejor
    Reto de cero emisiones de CO2 en las fábricas
    Cero emisiones de CO2 en todas las fábricas para 2050.
    Reto de reducir al mínimo y optimizar el uso de agua
    Habilitar una gestión eficaz de aguas residuales y reducir al mínimo el consumo de agua, teniendo en cuenta las condiciones de cada país y región.
  3. Enriquecer la vida de las comunidades
    Reto de construir una sociedad y sistemas basados en el reciclaje
    Promover el despliegue a escala mundial de tecnologías de reciclaje y tratamiento de vehículos para desguace, desarrolladas en Japón con el establecimiento de dos proyectos de reciclaje en 2016.
    Reto de construir una sociedad futura en armonía con la Naturaleza
    Promover el despliegue a escala mundial de actividades de conservación más allá del Grupo Toyota y sus aliados empresariales, estableciéndose proyectos con orientación a largo plazo.